¿Quieres saber qué tipo de pie tienes?

Los pies son los grandes olvidados de nuestra anatomía (un poco menos en verano, porque dejamos que se vean un poco más), ¿verdad?)

Zapatos abandonados en la arena

Se acerca poco a poco el momento de lucirlos en la playa, piscina o con esas sandalias tan bonitas que lucen preciosas con una pedicura perfecta y un pie cuidado. No olvidemos que además los pies son los que nos llevan de un lado para otro, los que nos permiten saltar y hacer muchas cosas para disfrutar de la vida.

Vamos a conocerlos un poquito más para que tengas en cuenta en función del tipo de pie que tienes cuáles son tus puntos débiles y qué puedes hacer para prevenir posibles lesiones o problemas en tus pies.

Según su anatomía

  • Pie cavo: Cuando el arco plantar presenta demasiada curvatura.
  • Pie valgo: Cuando el talón presenta una desviación lateral hacia la parte interna del pie.
  • Pie plano: Cuando el pie no presenta altura en la bóveda plantar.

Según el tipo de pisada

Esto lo podemos observar (de forma no profesional) cuando pisamos sobre la arena moja con la playa. Pero lo mejor es ir al podólogo y que nos haga un estudio de la pisada. Vamos a ver tipos de pisada:

  • Pie neutro: Si la impresión se ve como la de la imagen, eres pronador neutro (entre el 20-30% de las personas los son). Golpeas el suelo con el talón y mientras ruedas hacia los dedos de los pies, el arco colapsa ligeramente hacia dentro abosorviendo el impacto.
  • Pie pronador: Es el más habitual. Eres pronador si tienes los tobillos en contacto directo con el suelo y juntas las rodillas formando una especie de cruz. Al apoyar prácticamente todo el pie, la huella que se analiza durante el estudio de la pisada se marca de forma casi completa y sin dejar ningún hueco en su superficie.
  • Pie supinador: Son los menos habituales. Eres supinador si no apoyas los pies en el suelo de forma completa, sino que tiendes a apoyar la zona externa del pie. Las rodillas tienden a estar arqueadas con un hueco en medio y los tobillos no se juntan al estar de pie. Esto provoca que esta articulación reciba la mayor parte del impacto y sufra más.
tipos de pisada

Según el tamaño de los dedos

Esta es la más fácil de observar a simple vista, puede ser:

  • Cuadrado o romano: Todos los dedos del pie tienen el mismo tamaño. Son poco frecuentes y suelen ser pies muy anchos. Si tienes este tipo de pie necesitarás usar calzado con hormas anchas y espaciosas.
  • Griego: Se caracteriza porque el 2º dedo del pie es más largo que el pulgar. Si es tu caso, puede que este segundo dedo termine en forma de garra por falta de espacio. Hay casos en los que la diferencia de tamaño puede llegar al cm. Es muy importante para intentar prevenir esto que utilices zapatos de un numero mayor y anchos para que ese dedo tenga espacio suficiente para ir estirado.
  • Egipcio: Es el más habitual. Se caracteriza porque le 2º dedo es mucho más pequeño que el 1º. Si tienes este tipo de pie debes saber que tienen tendencia a padecer artrosis, sobre todo en el dedo gordo. Para prevenirlo evita el calzado estrecho.

Saber que tipo de pie tenemos nos ayuda a conocernos mejor y a prevenir, con el uso adecuado del calzado y algunos ejercicios que el podólogo te puede recomendar posibles futuras lesiones y problemas en los pies. Visita a un profesional que te haga un estudio completo de la pisada y te asesore. Esto tiene vital importancia en niños ya que a edades más tempranas es más fácil corregir la pisada.

Yo tengo el pie cavo, con pisada pronadora y según el tamaño de los dedos egipcio. así que mejor no uso zapatos estrechos y suelo tener callosidades en la parte interna del pie cerca del dedo gordo. ¿Y tú?

Acude a tu clínica podológica y cuéntanos….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *